La diversidad que le da sabor a la vida

Para las personas que vivimos en la ciudad, pensar en realizar una parrillada en casa suena un tanto extravagante.

Primero, porque las distancias son tan largas y los tiempos tan cortos, que pensar en hacer una parrillada nos puede llevar todo un día y casi no disfrutar del mismo.

Por ejemplo, si vives en la Ciudad de México y tu domicilio se encuentra al norte de la Ciudad y quieres reunirte con tus familiares o amigos en el sur, tienes dos opciones:

1) Preparar desde un día antes o incluso más tiempo lo que piensas aportar para la reunión o,

2) Contratar un buen servicio de parrilladas a domicilio y salir temprano de casa para llegar a buena hora y disfrutar del día con tus familiares o amigos, sin la preocupación de que tienes que preparar, llevar, servir, correr de un lado a otro.

Por ejemplo y por experiencia, cuando de reuniones de este estilo se trata, nuestra gran red de amigos hemos decidido el contratar este tipo de servicios, ya que de acuerdo al proveedor y lo que se contrate bien puedes tener a tu disposición una barra como la siguiente:

Por supuesto no puede faltar la “barra” de carnes, como por ejemplo la arrachera, las fajitas mixtas (de arrachera y pollo), pechuga de pollo asada o alambre de arrachera.

img_0457Para acompañar a una deliciosa carne pueden incluir el arroz, los frijoles, por supuesto una variedad de salsas y una buena dotación de tortillas.

Con lo anterior te olvidas de cualquier tipo de preparativo, de lavar trastes durante la preparación de los alimentos, asas la carne y por supuesto de todo el tropel que queda cuando termina la comilona.

Este tipo de servicios a domicilio te ofrece esa comodidad, porque ellos se encargan también de llevar los platos y servilletas junto con los pequeños detalles que no deben faltar.

La mejor parte es que ni las manos metes, porque ellos mismos se encargan del montaje: desde la parrilla hasta la mesa con todos los ingredientes, apropiadamente dispuesta para los comensales y por supuesto, ellos levantan todo una vez concluido el servicio.

¡Ah! y para hacerlo aún más interesante y agradable, los servicios a domicilio pueden incluir el apoyo de un parrillero.

¿Así o más sencillo?

Todos mis amigos y yo mismo consideramos que vale la pena darnos este tipo de apapacho y más a nuestras parejas, ya que ellas son las que se llevan la peor parte.

Durante la semana todos trabajamos arduamente, sin mencionar el pasar tanto tiempo en el traslado, por lo que el saber que llegado el fin de semana puedas organizar una reunión con tus amigos y solo te traslades o los esperas en casa sin ningún tipo de estrés ni trabajo extra.

Bueno, eso pensamos nosotros, a lo mejor tú deseas “meter” las manos en preparar todo lo que una parrillada lleva y ¡claro que está bien!

Entiendo que para unos, hasta terapéutico les resulta el tomarse una cerveza mientras la carne suelta sus jugos.

Por eso las opciones existen: los servicios a domicilio existen y los amantes de preparar una parrillada existen.

Esa es la diversidad que le da sabor a la vida.