La gastronomía mexicana es un orgullo nacional que degustamos todos los días en casa

Siendo mexicano, una de las mayores cosas que disfrutamos es la amplia gama gastronómica que tenemos a lo largo y ancho del país.

 

Con mucho orgullo te puedo compartir que la gastronomía mexicana fue reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco el 16 de noviembre de 2010.

Esto quizás pocos mexicanos lo saben. Lo que sí saben es disfrutar de la riqueza y variedad de los diferentes platillos que pintan de colores, texturas y sabor cualquier mesa del país.

gastronomía-mexicana

Y es justamente esta gran variedad de platillos lo que ha hecho que la cocina mexicana tenga influencia en otras cocinas, como la española, africana, del Oriente Medio, asiática.

A través de nuestra comida los mexicanos representamos nuestra cultura histórica, ya que son varios los platillos se originaron mucho antes de la Conquista, y es justamente por esta gama de sabores, colores y texturas que han hecho que propios y extraños disfrutemos de su sabor.

Increíblemente podemos de decir que si consigues viajar por toda la República Mexicana, te encontrarás con una diversidad impresionante de platillos y presentaciones de los mismos. Si hablamos de moles, te puedes encontrar con el mole negro, rojo, verde, amarillo, coloradito o el afamado manchamanteles. Y a su vez, no es lo mismo hablar de un mole poblano que de uno oaxaqueño.

Si de tamales hablamos, estamos ante la posibilidad de probar cerca de 5000 variantes, que van desde los salados hasta los picosos, pasando por los dulces, con o sin carne y nuevamente no es lo mismo comer una corunda al estilo Michoacán que los tamales chiapanecos o los chipilín.

Y qué decir de los famosos antojitos mexicanos, que incluyen las taquizas, sopes, garnachas, flautas, quesadillas, gorditas, memelas y un largo etcétera, que recorren todo el país y que por su regionalidad los podemos encontrar con otros nombres, tamaños y sabores.

taquizas

Y así me puedo ir página tras página, platicándote de la diversidad de platillos que podemos degustar. Y algo que es maravilloso en todo este mundo gastronómico mexicano es que en el conjunto inmenso de cocinas regionales, las cuales son claramente diferenciadas entre sí, se caracterizan todas ellas por algunos componentes indígenas básicos en sus ingredientes y en las formas de preparación de los alimentos.

Así, nuestra cocina tiene como común denominador ingredientes como el maíz, el chile y el frijol, acompañados por el siempre suculento jitomate, en sus diversas formas y variedades.

Hablar de una comida mexicana es sinónimo de comer al menos con uno de estos ingredientes básicos, que no pueden faltar en una mesa del país: las tortillas y un buen picante.

Después de este pequeño reconocimiento a la comida de mi país, se me ha despertado el apetito, por lo que ahora salgo justamente a comer un pequeño tentempié para agasajar los sentidos. Buen provecho.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *