Monthly Archives: February 2016

Hay mucho que ver

Published by:

Hace un par de semanas recibimos en casa visitas de más allá de las fronteras, incluso del océano, pues un gran amigo, compañero de la universidad, vino desde Alemania.

Después de terminar la carrera obtuvo una beca en ese país, le ofrecieron quedarse a trabajar y posteriormente se casó por allá.

Nos hemos mantenido en contacto y ahora que decidió tomar unas vacaciones en nuestro país, junto con su familia, tuvimos tiempo de platicar largo y tendido.

visitantes-df

Una vez instalados en su hotel y ajustándose al cambio de horario, nos pidieron sugerencias para ir a comer, preferentemente comida mexicana.

Principalmente su esposa y sus dos hijos estaban entusiasmados en comer auténtica comida mexicana, literalmente en México, pues esta es su primera visita a nuestro país, el cual no les resulta del todo ajeno pues mi amigo ha mantenido vivas sus raíces nacionales.

Tuvimos oportunidad de visitar Coyoacán, el Centro Histórico, en donde conocieron algunos lugares para comer en toda ocasión cosas distintas.

Visitamos algunos restaurantes en Santa Fe, zona que les pareció interesante tanto por el tipo de construcciones como por el nivel socio económico que resalta en la zona y que contrasta con algunas realidades de la ciudad.

Además de las visitas gastronómicas, visitaron cuantos museos pudieron, pues la oferta de la Ciudad de México, es impresionante.

De acuerdo a las recomendaciones de Frommer’s, la Ciudad de México se coloca en los primeros lugares en cuanto al número de museos y no solamente se habla de cantidad, sino de calidad.

Por ejemplo, el Museo Nacional de Antropología e Historia se encuentra dentro de los diez museos más importantes en el mundo, por su diversidad de exhibiciones de la historia prehispánica del país.

Además de esta visita obligada, se encuentran museos como el de Frida Kahlo y el Palacio de las Bellas Artes, en donde el mismo edificio ya es una obra de gran belleza e interés.

Después de algunas de estas visitas, al platicar con mi amigo y su familia, no dejaban de maravillarse de la gran variedad y cantidad de cosas que se pueden encontrar en nuestro país, que en ocasiones los visitantes llegan a conocer más que nosotros mismos acerca de México.

Cuando comenzaron a adentrarse en nuestra cultura por las variadas visitas que realizaron, se interesaron en adquirir algunos libros y materiales relacionados con nuestra cultura.

restaurantes-santafe

Para nuestra sorpresa, vimos que una buena cantidad de libros y otras referencias que hallaron están escritas por extranjeros que han conocido México y que en muchos casos se quedan entre nosotros.

¿Qué puede hacer que ellos se interesen en vivir en nuestro país? ¿Cómo es que logran insertarse en nuestra sociedad de forma tan exitosa y muchos de nosotros en ocasiones no logramos lo mismo?

La única respuesta que puedo encontrar hasta ahora, después de esta experiencia con nuestros visitantes, es que el conocimiento de nuestras propias raíces se ha dejado en el olvido y nos hemos frivolizado gradualmente como sociedad.

El brillo de la modernidad está acabando con un valioso tesoro que tenemos en nuestro pasado y creo que es tiempo de que veamos hacia atrás para aprender de nuestros errores y mirar luego hacia adelante para construir un mejor lugar para dejarlo a nuestros sucesores.

El material para este cambio, sobra. La voluntad y el compromiso para hacerlo, urge encontrarlos para enraizarlos.