Daily Archives: August 24, 2016

¡Ahora es cuando!

Published by:

Se acabaron las vacaciones… ¡Llega el momento de viajar! La propuesta debe resultarles de lo más extraña, pues las convenciones y la práctica dictan justo lo contrario; es en los periodos vacacionales cuando tenemos el tiempo libre indispensable para viajar.

Sin embargo, las temporadas en las que buena parte de la población tiene días de asueto, como las vacaciones de verano que recién terminaron, no son la época ideal para visitar esos destinos con los que tanto hemos soñado. Hay dos razones fundamentales para argumentar lo anterior: los costos de los servicios turísticos y la calidad del viaje.

temporada-baja

Es bien sabido que los meses de verano, el fin de año y la Semana Santa son temporadas altas en la industria turística. Esto significa que hay un incremento en la demanda de servicios y en consecuencia, se elevan los precios. Cualquier habitación de hotel, recorrido turístico o pasaje aéreo será más caro en temporada alta (quizá la única excepción sean los vuelos VivaAerobus, que logran brindar precios accesibles en cualquier época del año).

El incremento en la demanda de los servicios también repercute en la calidad de los mismos. Hoy en día, el mercado del turismo es uno de los más competidos y todas las personas que participan en él se esfuerzan por desempeñar su trabajo de la mejor manera. Pero cuando un hotel se encuentra a su máxima ocupación, es más probable que ocurran pequeños contratiempos; desde largas esperas para que sirvan tu orden en el restaurante, hasta sobrecupos que te dejen sin un lugar donde dormir.

Lo anterior, sumado a las aglomeraciones que se registran en prácticamente todos los puntos de interés turístico durante las temporadas altas tiene un efecto negativo en la calidad del viaje. Tienes que hacer largas filas para poder entrar a un museo, pelear por unos centímetros de arena en la playa o madrugar si quieres alcanzar una sesión en el spa. Pronto empiezas a sentirte tan nervioso, apresurado y desgastado como cuando tienes que ir todos los días a la oficina.

temporadabaja2

Claro que este escenario no se reproduce de manera tan drástica en todos los destinos. Puedes contar con que la mayoría de las playas estén abarrotadas en temporada alta (digo la mayoría, porque todavía quedan muchos kilómetros de costa que aún no llegan al conocimiento del gran público y en los que, no obstante, existe una modesta pero agradable infraestructura turística). En cambio, hay zonas boscosas, ciudades y pueblos llenos de encanto que, por no ser tan populares, reciben menos visitantes y se pueden disfrutar con tranquilidad, incluso en temporada alta.

Pero si tienes la oportunidad de tomar tus días de descanso en otras fechas, cuando la euforia vacacional esté aplacada, te garantizo que disfrutarás de tu viaje. Las principales ventajas que tendrás son:

  • Mejores precios. Ya lo dice la ley de la oferta y la demanda, cuando disminuye el interés por determinados productos o servicios, los precios también bajan y en la industria turística, esto se nota de manera extraordinaria.
  • Mayor nivel de calidad. El personal del hotel no tendrá pretexto para no atenderte a cuerpo de rey, cuando eres uno de los pocos huéspedes. Lo mismo sucederá con el resto de las atracciones turísticas, en las que tampoco tendrás que batallar tanto con las multitudes y las filas.
  • Tranquilidad y auténtico descanso. Habrá lugares en los que te parecerá que tienes la playa, el bosque o el pueblo entero solo para ti. No tendrás que apresurarte para alcanzar un lugar o un turno y si te da por madrugar, que sea sólo para disfrutar de una puesta de sol.